Lujo y estilo en un contorno clásico

Este proyecto donde se integra cocina y salón MODULNOVA, fue desarrollado por el equipo de interioristas de MATERIA, para una reforma de Abaton Arquitectos. El cliente quería una cocina elegante, con materiales modernos y tecnológicos, que integrara a la perfección en un contorno clásico, y lo conseguimos.

Este proyecto ha sido desde el principio, un reto para nosotros, en un espacio donde se mezclan detalles clásicos, como las espectaculares molduras del techo, con materiales nobles, como los nuevos portales de acero, que abren y dividen los espacios, y también la madera que recorre y une las distintas estancias de la casa.

Además, la arquitectura de la casa nos otorgaba una división natural de los espacios, marcada por gruesos muros de carga, donde apostamos por realizar dos islas, una de ellas donde desarrollar la cocción de encimera, y otra isla de apoyo con zona de agua.

Otro punto clave en este proyecto, era la altura de la vivienda, que superaba los 3 metros de alto, para donde propusimos nuestro modelo Blade de MODULNOVA que, donde en este caso, decidimos realizar columnas de una sola puerta, de altura 270 cms., para dejar respirar a las molduras que recorren el perímetro del techo.

En la parte trasera de una de las islas, optamos por una barra que nace de la encimera, realizada en madera maciza tratada a la arena, con un tacto noble y natural. Esta barra nos permite separar la isla de la zona de estar del salón, y situar unos taburetes que nos sirven para desayunar observando la integración de materiales que nos ofrecen la zona de columnas y e islas de este elegante proyecto.

Los hornos Gaggenau en color antracita, combinan a la perfección con nuestras puertas de aluminio y dan un toque de naturalidad al conjunto de la cocina.

Desde la parte frontal de la isla, en cambio, podemos divisar un mueble de salón proyectado con los mismos materiales que la cocina, Blade Iron Dust y MH6 Miltech Perla de MODULNOVA.

Para no dar protagonismo a la televisión, en este caso apostamos por un espejo que la oculta, y aporta elegancia y calidad al ambiente, y combina a la perfección con el aluminio de las puertas superiores, y contrasta con el gris Perla de los muebles inferiores.

Para hacer más acogedor el ambiente, elegimos una chimenea de bioetanol de nuestra firma Planika, que integramos a la perfección en el mueble bajo efecto bloque, que combina frentes en Miltech y encimera en porcelánico. Este chimenea dispone de un sistema de encendido a distancia, que nos permite conectarla con un simple gesto sobre nuestro Smartphone.

En la zona separada por los muros de carga, proyectamos una segunda isla cuadrada, para la que elegimos placa y extracción de Bora, la solución ideal para unos techos altos, a la que además se le dio importancia con una gran lámpara que la iluminaba, y donde se encontraba un segundo fregadero, para dar apoyo a la zona de cocción.

La estancia donde se encontraba esta isla, estaba en la situación ideal para dividir el comedor de la zona de estar, todos ellos espacios con luminosos ventanales a la calle.

Desde esta isla, mientras cocinas, puedes divisar la zona de estar, donde las columnas de aluminio Iron Dust realizadas a dos caras, y que ocultan un pesado muro de carga de la casa, aportan reflejos y luminosidad a todo el espacio.

Ya hemos visto la cocina, pero incluso antes de entrar, se aprecia la elegancia e integración con los materiales recuperados de la construcción original, donde se pueden apreciar los ladrillos, y pilares vistos, que enmarcan los chapones de acero natural que dividen los espacios.

Nos cuesta salir de la vivienda sin antes realizar algunas fotografías más, y es que este proyecto en el que colaboramos con el estudio Abaton Arquitectos, nos tiene enamorados.